Pablo Ruiz-Tagle

11 de Septiembre, 2020


«La Constitución no es para darse gustos y tomar venganza, es para todos los chilenos. Ahí está el tremendo desafío (…). Es una norma de control de poder, de creación del derecho -porque mediante el derecho se controla el poder político y la protección de los derechos fundamentales- y de organización del Estado, que tiene que representar a todos los grupos de la sociedad chilena», plantea el decano de la facultad de Derecho de la Universidad de Chile Pablo Ruiz-Tagle.

«Cómo legitimamos las instituciones, cómo le damos racionalidad al control del poder y cómo hacemos políticas públicas más razonables, son los objetivos que debemos buscar en el rediseño del sistema político», agrega. Y enfatiza en que para ello hay que flexibilizar la relación entre el Congreso y el Presidente, a fin de ir graduando el presidencialismo y poder avanzar hacia un parlamentarismo responsable.

Respecto de los organismos de control plantea que las atribuciones preventivas del Tribunal Constitucional son excesivas; que la Contraloría debería estar presidida por un órgano colegiado y que Los consejeros del Banco Central debieran ser objeto de acusación constitucional, «porque en un sistema democrático quien tiene poder debe tener responsabilidad política». 

Estos y otros temas aborda en la siguiente entrevista.