¿Sabías Qué?

Cuando hay multipartidismo en un régimen parlamentario, los partidos pequeños pueden decidir una elección, cobrando mucha importancia y pudiendo así negociar más cupos y tener más poder en el gobierno, lo que no es representativo con la realidad de su votación. A estos partidos pequeños que cambian una elección se les denomina “partidos bisagra”.
En un sistema parlamentario, el Presidente de la nación ejerce como jefe de Estado, mientras que es el/la primer/a ministro/a quien ejerce como jefe de gobierno. En consecuencia, en el parlamentarismo y en regímenes semi presidenciales de corte parlamentario, el Jefe de Gobierno (Primer Ministro) tiene mucho más poder que el presidente en un régimen presidencialista. En efecto, en un régimen parlamentario: 1) el/la primer ministro/a no tiene fecha de término de su gobierno. 2) tiene la facultad de disolución del congreso, lo que disciplina de sobremanera a los parlamentarios.
El Parlamentarismo no resuelve el problema de los gobiernos de minoría. En Europa el 37% de los gobiernos parlamentarios son de minoría, teniendo el jefe de gobierno que negociar cada proyecto con los parlamentarios. Contrariamente a lo que a veces se plantea, no se van a evitar los gobiernos de minoría cambiando el régimen político, cerca de dos tercios de los gobiernos en el mundo son gobiernos de minoría.